Con estas palabras Maitena cerró la presentación de su libro en la 41 edición de la Feria

Después de publicar Lo mejor de Maitena, una recopilación  de sus mejores historietas que además incluye bocetos inéditos, la historietista redobla la apuesta con Lo peor de Maitena, una selección de sus primeras tiras publicadas a lo largo de los años 80 en las revistas Sex Humor, Fierro y Humor. Nada tienen que ver con lo que sus lectores conocieron en Mujeres alteradas o Superadas.

Junto a Juan Sasturain presentó en la Feria Internacional del Libro estas historietas que dibujó según sus propias palabras “antes de convertirse en una humorista seria”. Esas páginas durante muchos años le resultaron impresentables, no porque hablaran de sexo, sino por cuestiones estilísticas que hoy ya no le preocupan tanto.

Hoy rescata la frescura irreverente y el erotismo de esas tiras con las que aprendió a dibujar.  Lo hizo copiando de historietistas -como le había recomendado el Negro Fontarrosa- a los que admiraba y relatando sus propias fantasías. “Este es un libro inacabado, está la Maitena de entonces y la de ahora. No cualquiera tiene las agallas de publicar sus primeros trabajos. Sin embargo, este es un libro hermoso y estimulante”, dice Sasturain al respecto.

En una charla íntima la autora reflexionó sobre el particular momento en el que ilustró esas páginas: “Este libro me produce una profuna envidia de mí misma, nunca puede volver a trabajar tanto como lo hacía en ese momento de mi vida”. Recuerda que en los 80 se ganaba la vida como ilustradora de manuales escolares y además llegó a dibujar hasta 14 páginas por mes. “Me quedaba dibujando hasta a las 6 de la mañana y antes de irme a dormir ponía en un sobre las tiras de Sex Humor y en otro los dibujos para Santillana que retiraba a la mañana siguiente una moto. No había día en el que no me despertara sobresaltada creyendo que me había mandado las tiras eróticas a la editorial de libros escolares”.

Su paso por estas revistas fue su primera escuela. Aquella en la que aprendió a desprenderse de sus propios prejuicios y en la que se cruzó con profesionales a los que admiraba como Rep, Jorge Sanson y Fontanarrosa, entre otros.

Maitena recordó a algunos de sus personajes preferidos de esas tiras, entre ellos “La Fiera”, una mujer muy fea que salía a la noche desnuda y con un piloto encima en busca de sexo. “La Fiera se comía a los hombres como si fueran aceitunas y después escupía el carozo”.  Algunas de las situaciones que ilustraba en ese momento tenían un tono provocador, de avanzada y bastante curioso para la época.

“Maitena es una notable narradora y escribe con la misma fluidez con la que dibuja”, así cerró Juan Sasturain el encuentro en la Feria del Libro.